La Relación de Pareja y sus Conflictos

Por  |  0 Comentarios
Print Friendly, PDF & Email

Por: Ernesto Salayandia García.

El que mal obra, mal acaba
Déspota por naturaleza, racista, seco, prepotente, arrogante, por demás soberbio, acostumbrado a tratar a medio mundo con la punta del pie, sin mirar a los ojos, tajante, autoritario, agresivo, criticón, burlón, hostigador, humillador, y tantas características más de Juan, un hombre con tres fracasos matrimoniales y ahora, el último con una jovencita que le lleva 25 años, así nomas, 25 abriles y don Juan anda con juguete nuevo, pero, siempre hay un pero, ahora, su relación se torna meramente insoportable, ella es chiple, inmadura, inestable, neurótica y tiene la costumbre de salirse con la suya, incluso, si no le da Juan lo que ella quiere, simplemente lo agarra a trancazos y ese macho típico mexicano, ese ser violento, ahora brilla por su ausencia, esta niña lo ha estado domando y el macho está pagando todo lo que les hizo a otras mujeres.- Con la vara que midas…. serás medido, la situación es la misma, mañana tarde y noche, discuten, pelean, se ofenden y cada vez más, la relación se desmorona en ese laberinto en el que no encuentran salida, mucho menos solución y para colmo de males, la muñeca, está embarazada y como dice el dicho… Y éramos tantos, que la abuelita tuvo gemelos.- Siempre hay un roto, para un descocido.

El Hilo, se revienta por lo más delgado
Las crisis morales pesan más que las económicas, el dinero como quiera va y viene, pero cuando te hundes en depresión por una desolación, por el desamor, por la decadencia en tu relación, no hay poder humano que te saque del hoyo y de esa tormenta que no tiene ni principio ni fin, la gente busca ayuda, toca infinidad de puertas, muchas, de manera equivocada, escucha todo tipo de consejos, de recomendaciones y hay casos, como el de muchos religiosos que se las dan de consejeros matrimoniales, cuando ni tienen la experiencia, ni conocen a una neurótica o a un neurótico, porque no han vivido a su lado, no obstante, sugieren incongruencias, como el mantenerse al lado del esposo, aunque este sea engañifa, agresivo pasivo, indiferente, disfuncional en todos los sentidos.- La mujer debe estar al lado de su hombre.- El matrimonio es para toda la vida.- Otras, malas recomendaciones, las dan las amigas, muchos consejos son mal fundamentados, aunque los problemas son similares entre las parejas, hay que recordar que cada cabeza es un mundo, muchas más, le hacen caso a su mamá, a sus hermanas, pero no recurren a un experto, ni a un sicólogo, prefieren la terapia exprés, light y vienen los errores, errores garrafales y las contradicciones, no es posible vivir como perros y gatos, no es sano pelear todo el santo día, la pareja por salud mental, emocional y espiritual, deben oxigenarse, darse un tiempo, para respirar, lejos el uno del otro, pensar, considerar y reflexionar.- Si hay amor, lo hay todo.

No vales tres cacahuates
Enójense las comadres y sáquense las verdades. Resulta, que en una confrontación, entre Alejandro e Hilda, un matrimonio con tres años de infierno, él divorciado con una hija, ella soltera, con 32 años de edad, neurótica, igual que él, discutían sobre cada tontería, peleaban por que ella quería pintar el closet y él decía que no, porque él se enojaba porque ella metía el auto en la cochera y eso impidió regar el jardín, discutían por esto, por aquello, incluso hasta por la intimidad que no era con mucha frecuencia, vaya, enormes diferencias, demasiadas actitudes infantiles, por demás inmaduras, no fue otra cosa más que una cascada de culpas.- Por tu culpa, por tu culpa, por tu culpa.- No fue otra cosa, más que una guerra de egos, muchos egos de ambos lados y la verdad de las cosas, él la usó para salir de sus conflictos existenciales, situación que no prosperó, por el contrario, se complicó, y ella lo usó para salir de su hogar de padre alcohólico, madre sumisa, hogar disfuncional, pero le salió el tiro por la culata y cuando ella le dijo sus verdades, llorando le echó toda la carne al asador, él indignado, enojado, muy enojado. Gritó.- No vales tres cacahuates.- Comprendo ahora que cuando me enojo hago trizas a cualquiera, reviento, exploto y mi lengua se suelta.- Alejandro e Hilda, no pudieron con su responsabilidad de pareja, no había amor, y cuando no hay amor, no hay nada, tronaron como espárragos y se hicieron mucho daño, del supuesto amor, llegaron al odio extremo, generando una guerra que aún no termina.

De amor al odio
Hace muchos años, escribí un artículo titulado.- El príncipe que se convirtió en sapo.- Incluso di una serie de pláticas en ese sentido, años después, una escritora argentina, publicó su libro con ese título, pero esa es otra historia. Yo fui ese gorrión encaramelado, cortés, cariñoso, detallista, ecuánime, simpático, romántico, pero se me olvidó todo eso y el ogro, el sapo, como en el cuento de hadas, surgió y le di un verdadero infierno a mi mujer, más de 5 veces formalizamos el convenido de divorcio, ambos, nos regalábamos zapatillas y nos poníamos de puntitas en la calle, nos mandábamos con frecuencia a Chihuahua a un baile, por supuesto, insultos, calificativos. Eres una inútil, buena para nada.- Estudia, babosa….. No sirves para nada…. Me estorbas… Me tienes harto…. y ya te habrás de imaginar todo lo que destilaba de mi boca, ese príncipe brilló por su ausencia y resentido la desprestigié con mi familia, con mis amigos, incluso con mis propios hijos, me curaba en salud, y no entendía la realidad de las cosas, no veía mi machismo extremo, ni veía mi inmadurez, soy él bebé eterno, tampoco el cúmulo de defectos de carácter y patrones de conducta equivocados, NEGADO hasta las cachas, ingobernable, soberbio, egocéntrico, y mientras yo no cambiara, mi relación de pareja iba a explotar, como explotó muchas veces, tuve que hacer grandes cambios y ahora, con hechos, llevo la fiesta en paz, cierto es que hay momentos en que me harta y como ella, igual, queremos ahorcarnos, hoy no, la mayor parte del tiempo, estamos felices y en paz, en 23 años de estar juntos.

Nadie escarmienta en cabeza ajena
Por desgracia tienes que vivir tu propia experiencia y sufrir tus consecuencias, cuando uno es soberbio y negado, no aceptas ayuda de nadie y te aferras a tus apegos, a tus ideas y sobre todo, a tu machismo, y éstos novios de ahora, muchos de ellos caen en este juego de la soberbia, de los egos, de la neurosis y de la inmadurez, mantienen una relación de pareja a base de mentiras, de auto engaño, viven la codependencia en todo su apogeo sin resistencia alguna, ceden ante el control, la manipulación, el chantaje, la extorsión emocional de uno de ellos o de ambos, sufren de inseguridad, y cuando les jalan el tapete, es decir, cuando ella o él, se da media vuelta y se va, el mundo se les viene encima, caen en depresión y todo es negro y fúnebre, no pueden vivir sin su pareja, a pesar de que los tratan con la punta del pie, hay otros casos donde permiten la infidelidad, soportan groserías, insultos y mal tratos, les da miedo enfrentarse a la realidad, debido a que la autoestima es nula y tienen pánico de vivir sin la otra pareja, la codependencia genera adrenalina, es propiamente una droga y la gente se hace adicto a las personas, muchas, muchos, necesitan de la mentada de madre para vivir el día y cuando no se las hacen de tos, les extraña.- Ahora no me dijo nada, ahora no me regañó.- Vaya, te acostumbras a que te traten como cucaracha, no te quieren y sabes por qué? Porque tú no te quieres.

Nada es para siempre, ni bueno, ni malo.- Nada
De mi primer matrimonio, me casé a los 19 años, cometí infinidad de errores, no reconocí mi alcoholismo, no acepté que el problema de mi adicción, complicó y complicaba mi relación de pareja, no era vida, muchos panchos de mi parte, berrinches, caprichos y actitudes nefastas, duré poco tiempo dañando severamente a la que fue mi esposa y a mis hijos, mi enfermedad es emocional, el alcohol y las drogas son pecata minuta, no tienen la dimensión de mi perfil y viví en el error, sin reconocer mis defectos de carácter, sin detectar mis arranques neuróticos, ahora me veo en infinidad de matrimonios jóvenes, analizo, reflexiono y recuerdo a ese Ernesto orgulloso, mentiroso, ingobernable, deshonesto, sin capacidad para negociar o pedir perdón, dice el dicho y dice bien, no hay peor ciego que el que no quiere ver, y ahora siento que la mejor edad para tener un compromiso tan serio como es el matrimonio, debe ser después de los 30, entre los 30 y los 35 años, también, no debe de haber mucha diferencia de edades entre la pareja, comprendo que tampoco debe de haber diferencias de clases sociales, culturales y antecedentes, es decir, los novios, próximos marido y mujer, deben ser muy parecidos en varios sentidos, yo me creía de sangre azul y fui tan soberbio que siempre veía a medio mundo, chiquito y orejón… Y sabes qué?… Así me fue.- El que siembra vientos, cosecha tempestades.-

Solución exprés… Instantánea como el Nescafé
Recibo un mundo de llamadas telefónicas, un buen de correos y tengo la educación, la paciencia y la prudencia de entender con atención y respeto a cada quien y la gran mayoría de las personas que me contacta, usa el momento para “curarse” lo que buscan es ser escuchadas y hacen catarsis, luego, se desahogan y después, de tres o cuatro meses, vuelven a llamar.- Ernesto te acuerdas de mí.- Difícilmente las recuerdo, lo que sí mantengo fresco son los historiales, lo que las personas me cuentan, y observo que las mamás que tienen un drogadicto en casa, al igual que las esposas engañadas o golpeadas por sus esposos, lo que están buscando es una solución rápida, exprés, como si se tratara de cocinar una sopa Maruchan en el microondas o hacer palomitas.- Es que me urge.- Necesito ayuda, ya no puedo.- No sé qué hacer.- Luego de que se desahogan, les hago alguna recomendación o les doy cita para vernos personalmente en mi estudio, difícilmente cumplen, a pesar de que les urge, no dejo de atender ninguna llamada, ningún correo o mensaje en Facebook, no puedo dar la espalda a nadie y aun así, cuando un marido negado, celoso empedernido viene y le doy tarea, sé muy bien porque no va a regresar, sé que como yo, está dominado por la negación y solo serán los fondos, el motivo que lo haga cambiar, por eso digo.- Crisis, creces.- Sufrir para merecer.- Tienes que vivirlo y tocar fondo, un fondo amargo, cruel y profundo y dejar de andar pidiendo ayuda, rogándole a Dios no encontrarla.

A todo se acostumbra uno, menos a no comer
La codependencia es una costumbre, ambas partes, establecen una necesidad reinada en el control, en la manipulación y el chantaje, genera adrenalina y gira también en la insatisfacción, la enfermedad tiene entre muchas otras características, una vacío espiritual, reflejando una autoestima baja, diálogos deshonestos, dices, sí, cuando en verdad quieres decir, no, tienes miedo de hablar con la verdad, miedo a sus reacciones y a sus consecuencias, desconfías de ti mismo, no se es libre, ni se es feliz, pero te acostumbras a esta porquería, a dar y recibir migajas, a justificarte, a sentirte rescatadora, pensando en voz alta.- Algún día va a cambiar.- Sí por supuesto que cambia, pero cambia de mujer, de la noche a la mañana, te deja vestida y alborotada, ahí nos vemos, y todo ese amor confuso, enfermo, se va por el caño del escusado, te acostumbraste a las groserías, a los insultos, al mal trato, a la indiferencia, al engaño, las mentiras e hipocresías, te acostumbraste a dormir con el pingüino, a dormir con el enemigo, te acostumbraste, a que te usaran y como cualquier objeto desechable después de hacerte el amor, el tradicional.- Úsese y tírese.- Pero hay que recordar, que el llegó, ella llegó, hasta donde tú lo permitiste, y esto es una enfermedad, cuya descripción con daños y consecuencias, con soluciones, remedios y tips, será tratada en mi evento dentro de mi plática, Parejas disparejas, este 25 y 26 de Abril en la ciudad de Chihuahua, Chihuahua, México. Tú dices cuando, yo te digo cómo.- Gracias por leerme, más por escribirme.- ernestosalayandia@gmail.com visita mi página.- www.crisiscreces.com, sigue la huella.- Yo pregunto, este miércoles a las 14:30 horas, tiempo de Chihuahua.- www.canal28.tv.- búscame en Facebook y en Twitter @teo_luna Para tener resultados diferentes, hay que hacer cosas diferentes.- Inscríbete hoy mismo.- 614-256-8520.

Staff de Notiissa.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *