Las depresiones Matan. Por: Bernardo García Medina

Por  |  0 Comentarios
Print Friendly, PDF & Email

Estoy pensando en lo triste, difícil, traumático, doloroso y desafiante que es estar deprimido. La depresión provoca una baja sensible a la autoestima.

Lastima, lacera, adormece, invalida y lo lleva a uno directo a la tumba. Aqui no hay medias tintas.

Puede uno desear, buscar, luchar hasta tener en sus brazos a un hijo. Hace hasta lo inimaginable por saberlo suyo, grande, hermoso, tierno, risueño.

Por fín la cigueña hace una escala y deja el preciado cargamento.

Sus deditos, su manita se aferra como su corazón al nuevo sentimiento.

Es arropado con infinito amor, con toda la ternura de que se es capaz.

Se desbordan los afanes, el amor se hace inmenso, vivificante, hermoso, trascendente. Se empeña el alma y cuidados a ese hijo.

Al mismo tiempo, como si Tata Dios quisiera aumentar la premiación envía al otro hijo a este mundo de aprendizaje.

LLega con un años de distancia. Pero crecen como cuates. Son los mejorea amigos, cómplices, aventureros, piratas, corredores de motos sin llantas, deportistas de un juego a ser feliz, inmensamente dichosos y siempre ganan.

Luego ambos, esperan y reciben al tercer regalo y chispa Divina.

Tres hijos hermosos, entrañables, sanos, llenos de ilusiones, con el alma felíz, hermosa, libre, llena de sustancia Divina.

Los veo, cuido mimo, protejo a lo mejor de más por el inmenso amor de Padre, que quiero compartir cada segundo, cada momento con ellos.

A nadie le enseñan a ser padre.

Se cometen errores, se sobre protege, se mima demasiado y para evitarles que no pasen lo que uno, no los deja uno caerse y aprender a levantarse.

Siempre con ellos, arropándolos, cubriendo sus frios, las soledades naturales, los distanciamientos forzados, las experiencias nuevas; siempre juntos.

Los amo, como nadie jamás podrá hacerlo.

Empero, a la distancia el dolor carcome sus almas. Hay un miedo a no querer ver el futuro, no se sabe como enfrentar un nebuloso presente.

Crecen y maduran muy rápido.

Se hacen auto suficientes, valientes, fuertes, solidarios, entrones, fajados, hombres y están llenos sus corazones de amor a manos llenas pa repartir.

Tipazos, hermosos seres humanos, mejores compañeros, amigos, padres y ejemplos.

Son mi gran satisfacción en esta vida. Se fue físicamente el mayor, pero los que estamos aquí no debemos caer en lo que se llevó a Nayito: la depresión,

La depresión es progresiva, mortal, dolorosa, inacabable si no se lucha con el corazón bien guarnecido.

Con alas solidarias, con abrazos eternos, con aumentar la auto estima, el valor de ellos mismos como seres humanos, como hermanos, hijos y padres.

Amen cada segundo a sus hijos.

Oigánlos, dénles cariño, atención, RESPETO, valores, confianza, disciplina, férrea voluntad ante la adversidad, no los dejen solos en sus broncas, háganlas suyas, pero dejen que ellos la enfrentan y resuelvan.

Hoy quiero enviarles bendiciones a todos los PADRES DEL MUNDO porque las necesitan.

pERO DEJEN CRECER A SUS CRIOS. nO LES RESUELVAN NI DEN TODO, DÉJENLOS ENFRENTAR SUS MIEDOS, SUS LIMITACIONES, SUS PELEAS, SUS CAÍDAS.

No caigan en sus desplantes, ni caprichos, no permitan que les griten ni les falten al respeto, menos permitan que les levanten la mano.

Tampoco que la vida los lleve por derroteros de la ignorancia, la apatía, el desinterés, la falta de sueños, de ideales, de metas.

No permitan que prueben las drogas porque sólo muertos verán que se liberan de ellas.

No griten, mi maltraten, ni critiquen, sobajen, comparen, presionen de más, o en el extremo, no se muevan en el desinterés y la abulía a quienes rodean a sus crios.

Los hijos no son de uno, son prestados.

Son independientes, con su personalidad, virtudes, defectos, alcances, limitantes,miedos, filias y fobias.

Sean padres-madres, hermanos, consejeros, amigos, ejemplos, guías no verdugos ni personajes castrantes, intimidantes, hipócritas o de doble moral.

Hoy he pensando mucho en lo felices que crecimos esos tres personajes hermosos y no permitan que decaiga su valor, su auto estima, sus ideales, sus posicionamientos sus errores son repito, de ellos, pero cada quien debe recibir de vez en cuando una ayudita con esa carga excesiva.

Un beso grande a las madres que no quiebran el espíritu de sus hijos. Ni los llevan al despeñadero espiritual.

Como Padre, yo voy hacia el Gran Padre AZUL SIEMPRE, queriendo al terrenal y tratando de ser lo más cercano posible a mis hijos.

Felicidades compartidas y nadie, pero nadie, abandone a un hijo bajo ninguna circunstancia, y menos lo deje solo ante las fieras que lo persiguen en las depresiones.

LAS DEPRESIONES SON MUERTE, DEVERAS NO LO PERMITAN

Staff de Notiissa.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *