Discapacidad libre de obstáculos. Corina Madera

Por  |  0 Comentarios
Print Friendly, PDF & Email

Convivir con una persona que vive con algún tipo de discapacidad, representa una ocasión para preguntarnos qué tanto nos ocupamos de facilitarles el acceso dentro del hogar, a fin de que tengan la oportunidad de integrarse en cualquier evento familiar.

Para permitir que se sientan cómodos cuando los tenemos de invitados en casa, no hace falta hacer grandes adaptaciones, se trata simplemente de ser empáticos y reacomodar algunas zonas de la casa para facilitar el movimiento:

“En primer lugar, es necesario adaptar los muebles de manera que exista más espacio, por si nuestro invitado usa silla de ruedas, o algún aparato que lo apoye a caminar. Esa área, debe brindarle por lo menos una circunferencia adecuada para que pueda girar por completo, y desplazarse de la manera más cómoda posible”, señala Janett Jiménez, Consultora en Accesibilidad y Adaptación en el Distrito Federal.

Y agrega, que hay que poner especial atención en tres zonas fundamentales para una persona con alguna discapacidad, y que además, son básicas para su bienestar, ya que son los lugares en donde más se presentan los accidentes: El baño, la cocina, y el dormitorio.

“Estas son las áreas que merecen especial cuidado, ya que son en las que más se les dificulta moverse, y justamente las que se utilizan con mayor frecuencia a lo largo del día. Por eso hay que planear cómo podemos adaptar, por ejemplo, una barra de apoyo en ellas, así como despejarlas, y ubicar cuáles son los posibles riesgos en cada una”, explica la experta.

¡Manos a la obra!
Un buen inicio, es identificar en qué partes de la casa es más complicado acceder, así como checar cuáles puertas son demasiado angostas y en cuáles se puede entrar con mayor facilidad, tenerlo en cuenta y compartirlo con la familia es fundamental para auxiliar en caso necesario.

Después de esto, la opción ideal es, crear espacios rectos hacia las tres zonas importantes, donde se pueda recorrer sin contratiempos, es decir, sin que haya cables cruzados, floreros o trapeadores, o juguetes tirados, con el fin de que el desplazamiento sea mucho más sencillo.

Asimismo, la especialista comparte 5 tips básicos, que debemos procurar en casa para estar prevenidos en todo momento:
• Verificar la altura del comedor, camas, y sillones, y si son muy altos, buscar ya sea cojines extras para poner a la silla, o conseguir una con más altura.
• En el baño, contar con regaderas de teléfono, así como despejar los tubos en donde van las toallas, con el fin de que les sirvan de apoyo.

• En lugares donde haya escaleras, contar con varias personas que puedan auxiliar a cargar, ya sea la silla o aparato, así como despejar entradas, subidas y bajadas.

• Checar que los pisos (más en el caso del baño y sala), no sean muy resbalosos o que tengan tapetes y alfombras que impidan recorrerlos.

• Si los invitados se quedarán a dormir, adaptar en manera de lo posible un dormitorio en la planta baja, esto con el fin de evitar las escaleras y sus dificultades.

Ser un buen anfitrión, implica ofrecer a tus invitados la mejor estancia posible, y más aún si de ello depende su integridad física. Entenderlo y planearlo con anticipación, es el reto perfecto para que las fiestas pasen sin inconvenientes ante la discapacidad.

Para saber más:
Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (SEDUVI)
http://www.seduvi.df.gob.mx
Colaboración de Fundación Teletón México.
“Como te tratas, te ven”.
Bojorge@teleton.org.mx

Staff de Notiissa.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *