Llega el G7 a un acuerdo «histórico» sobre un impuesto mínimo global a las multinacionales

Por  |  0 Comentarios
Print Friendly, PDF & Email

En qué consiste.

El documento, que podría convertirse el mes que viene en la base de un pacto mundial, también prevé que los impuestos se paguen en los países donde operan las compañías, y no en el que declaran sus ganancias.

Los ministros de Finanzas de los países miembros del Grupo de los Siete (G7) alcanzaron este sábado un acuerdo histórico que prevé el establecimiento de un nuevo impuesto mínimo global de al menos un 15 % para las multinacionales tecnológicas en un intento de cerrar las lagunas fiscales transfronterizas. 

«Nos […] comprometemos con un impuesto mínimo global de al menos el 15 % país por país», comunicó el grupo, agregando que espera llegar a un acuerdo final durante una reunión del grupo ampliado de ministros de Finanzas del G20 que tendrá lugar el próximo mes. 

El acuerdo para «reformar el sistema tributario global para adecuarlo a la era digital global» fue calificado como «histórico» por el ministro de Finanzas británico, Rishi Sunak, que presidió una reunión de dos días en Londres. Su homólogo alemán, Olaf Scholz, declaró que el pacto es una «mala noticia para los paraísos fiscales de todo el mundo», mientras que la secretaria del Tesoro de EE.UU., Janet Yellen, señaló que se trata de un «compromiso significativo y sin precedentes», recoge Reuters.

¿En qué consiste el acuerdo?

El pacto pretende luchar contra la práctica generalizada en la que las grandes empresas registran sus ganancias en países con bajos impuestos, incluso cuando estas ganancias provienen de ventas realizadas en otros lugares. 

Para evitarlo, el acuerdo establece un impuesto mínimo global de al menos un 15 %, lo que ayudaría a terminar con la competencia entre los llamados paraísos fiscales, países que atraen a gigantes corporativos con exenciones e impuestos ultrabajos. 

Asimismo, el pacto prevé medidas que garantizarán que los impuestos se paguen en los países donde operan las multinacionales, lo que ayudará a recuperar cientos de miles de millones de dólares necesarios para las economías devastadas por la crisis del coronavirus.

Se prevé que estas reglas se apliquen a las empresas globales con al menos un margen de beneficio del 10 %. El 20% de cualquier beneficio por encima de ese margen sería gravado en los países donde operan.

Separadamente, los ministros también acordaron avanzar para hacer que las empresas declaren su impacto ambiental de una manera más estándar para que los inversores puedan decidir más fácilmente si las financian. 

RT

Staff de Notiissa.mx