El poder de… La almendra

Por  |  0 Comentarios
Print Friendly, PDF & Email
  • Se trata de la semilla del árbol del almendro, nativo del Medio Oriente.
  • Contienen minerales como calcio, hierro, magnesio, fósforo, potasio, sodio, zinc, cobre, manganeso y selenio. También es fuente. importante de vitaminas E, A, B1, B2, B3, B5, B6, B9.
  • Su consumo combate la diabetes al ayudar a controlar el azúcar en la sangre. Además, protege al organismo del daño oxidativo que contribuye al envejecimiento.

¿Qué es?

Almendras en ramas del árbol

La almendra es el fruto del árbol de la especie Prunus dulcus comúnmente conocido como almendro, nativo del Medio Oriente.

El término “almendra” proviene de la palabra en latín amyndăla, que significa amígdala.

Este fruto seco posee una película de color canela que la envuelve, además de una cáscara exterior que no es comestible, por lo que la parte comestible de la almendra se reduce al 40%, es decir, sólo la semilla.

Existen dos grandes grupos con diversas variedades de almendras, entre los que se encuentran, las almendras de cáscara blanda y las de cáscara dura.

La almendra destaca por su uso en la repostería, incluyendo la gastronomía española, que utiliza la almendra como un ingrediente básico de postres tradicionales como turrones, mazapanes, tartas, además de helados dulces. También se utiliza como aperitivo, asada o frita.

¿Qué nutrimentos y beneficios aporta?

Las almendras son fuente de minerales esenciales como calcio, hierro, magnesio, fósforo, potasio, sodio, zinc, cobre, manganeso y selenio. Aportan también vitamina B1, B2, B3, B5, B6, B9, colina caroteno, vitaminas E y A.

Un puñado de aproximadamente 28 gramos (g) contiene 3.5 g de fibra, 6 g de proteína y 14 g de grasas, de las cuales 9 g son monoinsaturadas. Además, aporta 37% de la dosis recomendada diaria de vitamina E.

Entre las ventajas de su consumo está la reducción del colesterol sanguíneo total y el colesterol malo, también conocido como LDL.

En las etapas de crecimiento y adolescencia, la leche de almendras tiene beneficios al aportar potasio y calcio a la dieta.

Al igual que otras semillas, como los cacahuates y las nueces, su consumo se ha relacionado con la reducción del riesgo de cáncer de mama.

También son fuente de antioxidantes como la vitamina E y los polifenoles, que protegen al organismo del daño oxidativo que contribuye al envejecimiento y a varias enfermedades. Al encontrarse estos antioxidantes principalmente en la piel que las cubre, se recomienda que se consuman con todo y su cáscara blanda.

Su consumo combate la diabetes al ayudar a controlar el azúcar en la sangre, además de ser un alimento bajo en carbohidratos y alto en grasas saludables, proteína y fibra, lo que las hace un alimento ideal para diabéticos. Además, es fuente de magnesio, un mineral involucrado en la regulación del azúcar en sangre. 50 g de almendras proveen casi la mitad de los 310 a 420 miligramos de magnesio que se recomiendan consumir diariamente.

El consumo regular de la almendra también previene la hipertensión, ya que ayuda a bajar naturalmente la presión sanguínea, especialmente al combatir la deficiencia de magnesio, un mineral involucrado en la regulación de la presión arterial.

También existen estudios que asocian el consumo de almendra con la mejora del sistema inmune y de las funciones cerebrales.

¿Cuánto cuesta?

De acuerdo con los datos de la FAO para 2018, los principales productores de almendra se encuentran en Estados Unidos, España, Irán, Marruecos y Turquía.

México se encuentra entre uno de los 50 principales países productores de este alimento.

El costo promedio de 100 g de almendra ronda entre los $30 y $45 pesos.

¿Cómo se recomienda consumirla?

Además de consumirse tostada, con todo y cáscara, ayuda a tener saciedad y reducir el consumo total de calorías en el día, por ser rica en proteínas, grasas y fibra. Por esta razón se pueden incluir en planes de alimentación para reducir peso.

También puede utilizarse en diversas preparaciones como ensaladas, postres y guisados, ya que tiene un sabor suave, poco dulce y delicioso, y forman parte de una dieta saludable y sostenible para la salud planetaria.

Se recomienda su consumo frecuente, ya que es un alimento muy saludable que puede incluirse como colación o como leche de almendra elaborada de forma casera para evitar los desperdicios sólidos de las versiones comerciales.

Puede llegar a ser un alimento alergénico, por lo que se aconseja poner especial atención en caso de presentar reacciones alérgicas, en cuyo caso se debe evitar su consumo.

El Poder del Consumidor.

Staff de Notiissa.mx