No transfieren bancos a sus clientes las bajas en la tasa de referencia: Banxico

Por  |  0 Comentarios
Print Friendly, PDF & Email

El diferencial entre la tasa a la que se fondean los bancos y el promedio de tasas que cobran a sus clientes se amplió de 2.90 puntos porcentuales en diciembre de 2019, a 3.74 en septiembre pasado.

Aunque la banca comercial ha reducido sus tasas de financiamiento desde marzo, no han traspasado del todo la baja de la tasa de interés a la que se fondean, lo que les ha permitido aumentar sus márgenes este año, señala el Banco de México.

El promedio de la tasa de interés anual de sus créditos cerró diciembre en 10.15%, en marzo se ubicaba en 9.54% y cerró septiembre en 7.99%.

“Este ajuste al costo de financiamiento bancario se llevó a cabo, principalmente, durante los meses de marzo a julio de este año”, precisa el informe del tercer trimestre del banco central.

En cambio, la tasa de fondeo para los bancos tuvo siete recortes este año y descendió desde el 7.25% al cierre de 2019 a 4.25% vigente desde el 25 de septiembre pasado.

Es decir, el diferencial entre la tasa a la que se fondean los bancos y el que cobran a sus clientes se amplió de 2.90 en diciembre de 2019, a 3.74% en septiembre.

Banxico dice que los bancos comerciales no reflejan completo el descenso de la tasa de referencia debido a que perciben un aumento en el riesgo de financiamiento ante los mayores retos que la economía enfrenta desde la propagación de la pandemia.

En el caso del financiamiento a los hogares, los créditos de vivienda cerraron 2019 con una tasa de 9.99% y en agosto habían bajado a 9.06%, en tanto que en el crédito al consumo la tasa de interés de las tarjetas de crédito con promociones bajó únicamente 3 centésimas, en el mismo lapso de 35.55% a 35.52%.

Pero en el caso de los créditos personales las tasas van en sentido contrario a la tasa de referencia, al pasar de 44.15% en diciembre a 49.84% en agosto.

Al mismo tiempo que se reduce el financiamiento al sector privado, los bancos estrechan las condiciones de otorgamiento de nuevos préstamos y amplían el financiamiento al sector público.

El financiamiento interno al sector privado se contrajo en el tercer trimestre, resultado tanto de un apretamiento en las condiciones de otorgamiento de crédito bancario, como de debilidad por el lado de la demanda, en tanto que aumentó el financiamiento al sector público”.

Banco de México observa que el crédito bancario canalizado a las empresas grandes continuó con la pérdida de dinamismo iniciada en mayo, de tal forma que se contrajo en el tercer trimestre del año.

En tanto que el otorgado a las empresas de menor tamaño extendió la contracción que se ha observado desde el 2019, si bien los bancos percibían que la demanda de crédito percibida por estas empresas se incrementaría en el tercer trimestre.

Asimismo, los bancos reportaron haber estrechado sus condiciones y estándares de otorgamiento.

El estrechamiento de las condiciones de financiamiento se explica, a su vez, por un deterioro en la calidad de la cartera de crédito a las empresas de menor tamaño, lo que aumentó la percepción de los bancos sobre un mayor riesgo de contraparte de sus acreditados.

AN / ZR

Staff de Notiissa.mx