Se hizo de los fideicomisos un fetiche: Arturo Herrera

Por  |  0 Comentarios
Print Friendly, PDF & Email

El Secretario de Hacienda señaló que el Fonden, el único fondo que se ajusta a la definición técnica de un fideicomiso, tiene 6 mil millones de pesos, pero pasivos por 21 mil millones, de modo que al cerrarse no se repartirán recursos, sino deudas.

Ante insistentes cuestionamientos de legisladores por la desaparición de los fideicomisos, el Secretario de Hacienda, Arturo Herrera Gutiérrez, señaló que le parece que se ha hecho un fetiche de estos fondos.

Durante su comparecencia en el Senado de la República para explicar el Paquete Económico 2021, el funcionario enfatizó que todos los programas de gobierno por regla general deben pagarse a través del presupuesto que, además, señaló, es la forma más fácil, segura y transparente de destinar los recursos públicos.

Uno de los varios cuestionamientos por la desaparición de los fideicomisos lo formuló Emilio Álvarez de Icaza, quien señaló que muchos de los fideicomisos existentes se crearon a instancias de Morena cuando era oposición, bajo el argumento de que se evitaba de manera que ciertas corridas presupuestales estuvieran sujeto a los vaivenes políticos.

Unas horas antes, el Pleno de la Cámara de Diputados aprobó, en lo general, el dictamen relativo a la extinción de 109 fideicomisos públicos del gobierno federal, luego de que la semana pasada la oposición lograra romper el quórum y con ello la postergación de la discusión.

Herrera Gutiérrez indicó que la excepción es que el gasto se haga a través de un fideicomiso, por lo que su desaparición no significa que desaparezca el gasto. Los recursos seguirán llegando como llega el 98% del presupuesto, insistió.

Añadió que, además, los fideicomisos son menos transparentes, pues funcionan a través de comités técnicos de cinco o seis personas que se ponen de acuerdo en el destino de los recursos, mientras que su entrega mediante el presupuesto se aplican reglas de operación.

El Secretario de Hacienda dijo que en términos técnicos el Fonden es el único que se ajusta a la definición de un fideicomiso, pues los recursos que resguarda son para usarse en situaciones impredecibles, como son los desastres naturales.

Pero irónicamente, el Fonden tiene 6 mil millones de pesos, pero pasivos por 21 mil millones, de modo que al cerrarse no se repartirán recursos, sino deudas.

“Tenemos que pensar seriamente cómo vamos a fondear las contingencias en un país expuesto a huracanes, sismos, etcétera”, expuso el funcionario.

En contraste, el fideicomiso que canaliza recursos al deporte de alto rendimiento destina entre 345 millones y 350 millones de pesos cada año, son gastos regulares que se pueden hacer desde el presupuesto sin ninguna complicación, agregó el Secretario de Hacienda.

En cuanto a organismos como el CIDE o el Cinvestav, indicó que tienen personalidad jurídica y presupuesto propio, por lo que sólo tienen la obligación de devolver los recursos presupuestales que reciben cuando incurran en subejercicio, pero los recursos propios podrán conservarlos sin necesidad de crear un fideicomiso.

“Son técnicamente como una paraestatal”.

AN / ZR

Staff de Notiissa.mx