Bajarán por primera vez en 10 años transferencias a estados y municipios

Por  |  0 Comentarios
Print Friendly, PDF & Email

Las transferencias federales promedian 82% de los ingresos de los estados calificados por Moody’s y 67% en el caso de los municipios, y en 2021 disminuirán 5.2% según el presupuesto de egresos, dice la calificadora.

Los gobiernos estatales y municipales tendrán que recortar gastos operativos y de capital en 2021, debido a que la disminución de las transferencias federales etiquetadas y no etiquetadas contemplada en el presupuesto federal aumentará la presión sobre sus ingresos, prevé Moody’s.

El próximo año es electoral en muchos estados y municipios, y la disminución de las transferencias el próximo año probablemente generará déficits y niveles bajos de liquidez, acentuando las dificultades a medida que los cambios en la administración generan incertidumbre sobre la continuidad de las políticas públicas, añade la calificadora.

El año entrante habrá elección de gobernador en 15 estados, incluidos Nuevo León, Zacatecas, Sinaloa y Sonora; de diputados, en 30 entidades, con la sola excepción de Coahuila y Quintana Roo, y de presidentes municipales o alcaldías, en 28.

Las transferencias federales etiquetadas o aportaciones son utilizadas por estados y municipios principalmente para financiar programas sociales y proyectos de infraestructura, e históricamente han tenido una tasa de crecimiento promedio constante de 5%; sin embargo, para 2021 el gobierno federal prevé un recorte de 1.2%.

“Sería la primera vez que se hace una reducción de tales transferencias en más de una década”, destaca la calificadora en un reporte.

En cuanto a las transferencias no etiquetadas o participaciones, las cuales representan un porcentaje de la recaudación de impuestos federales e ingresos petroleros y pueden ser utilizadas para cubrir gastos operativos, disminuirían casi 6% en términos nominales respecto a 2020.

Estas transferencias federales representan un promedio de 82% de los ingresos operativos de los estados calificados por Moody’s y un promedio de 67% en el caso de los municipios calificados.

Otras transferencias etiquetadas (convenios) para financiar proyectos y otros gastos, disminuirían en 25%, adicional a las disminuciones significativas de los últimos años.

“Estimamos que el total de transferencias federales, incluidas las transferencias etiquetadas y no etiquetadas, disminuirán 5.2% el próximo año”, expone Moody’s.

Agrega que, si el proyecto de presupuesto que estará a discusión en las próximas semanas en el Congreso se aprueba sin cambios en lo relativo a las transferencias y el crecimiento del gasto de los estados se mantiene en línea con las tendencias históricas, éstos reportarán déficits operativos brutos promedio de 2.9% de los ingresos operativos en 2021, en comparación con un superávit operativo bruto promedio de 2.1% proyectado para 2020.

Moody’s prevé que los resultados operativos de los municipios también se debilitarán en 2021, pero menos que en el caso de los estados, dado que las transferencias representan una proporción menor de sus ingresos.

El Fondo de Estabilización para los Ingresos de las Entidades Federativas (FEIEF), destinado a cubrir en casos de contingencia déficits entre las participaciones presupuestadas y las observadas y que en este 2020 recibió una capitalización adicional, evitó una caída de 7.1% en las participaciones que el gobierno federal envía a los estados y, por el contrario, aumentaron 3.3%.

Pero en 2021 los estados y municipios tendrán menos probabilidades de recurrir al FEIEF debido a la reducción de las participaciones presupuestadas.

  • AN / ZR

Staff de Notiissa.mx