Los libros básicos de Ray Bradbury para celebrar 100 años de su nacimiento

Por  |  0 Comentarios
Print Friendly, PDF & Email

Al margen de las etiquetas, Ray Bradbury (1920-2012) es un clásico de la literatura y cultura pop. Su capacidad visionaria y de ubicar al ser humano en situaciones límite mantienen viva a su literatura. En el marco del centenario de su nacimiento ocurrido el 21 de agosto de 1920, lo recordamos con cuatro títulos imperecederos.

Crónicas Marcianas. Minotauro.

Recopilación de relatos que recogen la crónica de la colonización de Marte por parte de una humanidad que huye de un mundo al borde de la destrucción. Los colonos llevan consigo sus deseos más íntimos y el sueño de reproducir en el Planeta Rojo una civilización de perritos calientes, cómodos sofás y limonada en el porche al atardecer. Pero su equipaje incluye también los miedos ancestrales, que se traducen en odio a lo diferente, y las enfermedades que diezmarán a los marcianos. Bradbury se traslada al futuro para iluminar el presente y explorar la naturaleza humana. Cabe destacar que esta edición conmemorativa incluye un prólogo de Rodrigo Fresán.

Fahrenheit 451. Minotauro.

Fahrenheit 451: la temperatura a la que el papel se enciende y arde. Guy Montag es un bombero cuyo trabajo es quemar libros prohibidos. El Sabueso Mecánico del Departamento de Incendios, armado con una letal inyección hipodérmica, escoltado por helicópteros, está preparado para rastrear a los disidentes que aún conservan y leen libros. Como 1984, de George Orwell, como Un mundo feliz, de Aldous Huxley, Fahrenheit 451 describe una civilización occidental esclavizada por los medios, los tranquilizantes y el conformismo. La capacidad visionaria del escritor sorprende: pantallas de televisión que ocupan paredes; avenidas donde los coches corren a 150 kilómetros; una población que no escucha música y noticias transmitidas por unos diminutos auriculares insertados en las orejas.

Las doradas manzanas del sol. Minotauro.

Publicados originalmente en 1953, el volumen incluye veintidós relatos. Desde historias de pequeñas ciudades, naves espaciales, e incluso serpientes marinas, Bradbury conjura poderosas imágenes para asombrarnos, algunos con giros asombrosos, otros no, pero todos y cada uno poseen cierto encanto. Desde el primer relato el lector es transportado al universo ilimitado de Bradbury; no en una realidad mundana, sino en fantásticos viajes a través del tiempo y del espacio.

El hombre ilustrado. Minotauro.

En esta colección de historias entrelazadas, el narrador anónimo conoce a El Hombre Ilustrado, un curioso personaje con el cuerpo completamente cubierto de tatuajes. Sin embargo, lo más remarcable e inquietante es que las ilustraciones están mágicamente vivas y cada una de ellas empieza a desarrollar su propia historia, como en ‘La pradera’ donde unos niños llegan un juego de realidad virtual más allá de sus límites. O en ‘Calidoscopio’, el sobrecogedor relato de un astronauta que se dispone a reentrar en la atmósfera terrestre sin la protección de una nave espacial. O en ‘La hora cero’, en el que los invasores extraterrestres han encontrado unos aliados lógicos y sorprendentes: los niños humanos

  • AN / HG

Staff de Notiissa.mx