El dolor emocional, ¿incapacita?

Por  |  0 Comentarios
Print Friendly, PDF & Email

Por. Fátima Laborda Sánchez
El malestar psicológico es un conjunto de cambios emocionales estrechamente relacionados con un evento, circunstancia o suceso, que no puede agruparse en un padecimiento sintomático, es decir, que no se considera como una enfermedad como tal, ya que no reúne los criterios para recibir ese diagnóstico.

Este tipo de experiencias, las puede padecer cualquier persona independientemente de su estado de salud, edad o género, y no implica pobreza de recursos psicológicos o dificultades intrínsecas, sino la vivencia de una situación problemática, que de no ser atendida profesionalmente, puede causar muchos conflictos personales y del tipo social.

¿Cómo detectarlo?

Uno de los factores que se presentan cuando se pasa por una situación de este estilo, es la ansiedad, que es un recurso psicológico importante, ya que nos ayuda a mantener la salud, prevenir algunos riesgos, e identificar la presencia del dolor emocional.

Esta sensación funciona como una especie de alarma interna, que se activa haciéndonos sentir incómodos cada vez que identificamos una amenaza, y si nos conocemos, aprenderemos a detectarla y nos obligará a preguntarnos, ¿qué está pasando? Lo que nos será de mucho apoyo para saber que algo anda mal, y darnos a la tarea de buscar atención.

Sin embargo, cuando sentimos esta alarma constantemente y no nos detenemos a identificar el problema, es común que vivamos irritables, tensos, nerviosos y preocupados sin tener clara la razón.
Cuando se presenta la ansiedad como un síntoma de malestar psicológico, pueden manifestarse alteraciones en el sueño, ya sea no poder dormir o hacerlo demasiado, cambios en la alimentación, como comer más que de costumbre o la falta del apetito, sudoración excesiva, necesidad de mover constantemente alguna parte del cuerpo, dificultades para concentrarse, o tener menos paciencia.

Esto ocurre porque las condiciones que provocan malestar no han sido identificadas, o bien no se ha encontrado una solución.

Atención especializada, la opción ideal
Ya que detectamos que algo anda mal, lo mejor es buscar atención especializada, ya que si estas manifestaciones continúan, la tendencia es que aumenten su frecuencia e intensidad, lo cual incapacita a la persona en diferentes escenarios de su vida, como son por ejemplo en las relaciones sociales, de afecto y calidad de vida.

Esta atención y cuidado implica voltear a ver, escuchar y reconocer lo que sucede, y no es tarea sencilla, pues conlleva vencer temores, y tener claro el motivo del dolor, por ello, se necesita ayuda de un profesional en salud mental que esté certificado, que sea capaz de dar una explicación, plan de trabajo y pronóstico de recuperación, para que mediante una intervención oportuna y eficaz, acompañe en el proceso de resolver una crisis y por consecuencia, fortalecer la salud emocional.

Colaboración de Fundación Teletón México.
bojorge@teleton.org.mx

Staff de Notiissa.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *