Inician los Destapes Rumbo a la Contienda Electoral 2016

Por  |  0 Comentarios
Print Friendly, PDF & Email

Chihuahua.-Antes de concluir el 2015 se dieron a conocer los primeros perfiles que contenderán en la próxima elección estatal, en la que se elegirá al gobernador del estado, diputados locales, síndicos y presidentes municipales de las 67 alcaldías en la entidad.

Luego de que 10 aspirantes a la gubernatura levantaran la mano en lo que parecía más bien una subordinación, en el PRI por fin hubo humo blanco, candidato, negociaciones y premios de consolación.

Así, el abanderado tricolor al gobierno del estado es el sonorense Enrique Serrano exalcalde juarense, quien representa la continuidad de César Duarte y todo lo que ello conlleva, destacando la desaprobación de algunos gobernados.

Senadoras, delegados y aspirantes con una posición política de primer nivel simplemente retornaron a sus puestos, y otros que salieron ganando fueron los “negociadores”: Héctor Munguía de nueva cuenta buscará la alcaldía de la fronteriza Juárez, y el exalcalde capitalino Javier Garfio se reintegra a sus actividades como constructor.

El premio de consolación que no fue una sorpresa fue el de Marco Quezada, quien dejó de lado su aspiración de gobernar la entidad para gobernar la capital nuevamente –si el voto lo favorece- pues a cambio de su obediencia, será su esposa Lucía Chavira la candidata del PRI por la alcaldía de Chihuahua.

Ahora falta esperar el destape de los candidatos a diputados locales por el PRI, sobre todo los que defenderán los distritos de la ciudad, así como la lista de regidores que trabajarán al lado de Lucía Chavira para llegar al Ayuntamiento.

Por lo que respecta al PAN las cosas se ven complicadas, y no precisamente por los pleitos internos de los grupos, sino por la desbandada de militantes que –cansados de las guerras por el poder de las diversas corrientes- están optando por sumarse a la nueva opción: los candidatos independientes.

Es muy conocida la simpatía del sector empresarial por el PAN, y ahora con dos candidatos independientes emanados de la iniciativa privada: José Luis Barraza por la gubernatura y Luis Enrique Terrazas Seyffert por la alcaldía, habrá división natural en Acción Nacional.

Y es que el aspirante que se perfila a candidato del PAN a la gubernatura: Juan Blanco, no es de la simpatía de muchos de los militantes panistas; y en el caso de las aspirantes a candidatas a alcaldesa: Rocío Reza y María Eugenia Campos, siguen ambas sus “campañas internas” que traen consigo desunión, división y desbandadas.

La moneda está en el aire: Si apenas vota el 33 o 34 por ciento del padrón electoral, ahora los votos duros de ambos partidos PRI y PAN se verán mermados. En el caso del PRI con un candidato que representa la continuidad del actual gobernador.

Y en el caso del PAN con un candidato emanado del sector empresarial, que deberá hacer frente a la opción que él representó al iniciarse en la política: empresario, limpio, una cara fresca y nueva, carisma y simpatía, lo que ahora reflejan los independientes.

Esto además de que los ciudadanos que acuden a votar sienten hartazgo de los políticos de siempre, de las mismas caras, mismas mañas, mismas promesas incumplidas, y ahora la alternativa es: no partidos sino personajes.

Sólo resta esperar.

Staff de Notiissa.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *