Rajoy: “Ningún país del mundo se tomó en serio el referéndum de Cataluña”

Por  |  0 Comentarios
Print Friendly

El presidente del Gobierno español ha confirmado la activación del artículo 155 de la Constitución española, que supone, de facto, la intervención de la autonomía de Cataluña.

El presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, ha confirmado en el Pleno del Congreso de los Diputados que el Ejecutivo ha activado el artículo 155 de la Constitución española al requerir formalmente al Gobierno de la Generalitat “que confirme si ha declarado la independencia de Cataluña”.

“Este requerimiento, que se produce al amparo del artículo 155 de nuestra Constitución, pretende ofrecer a los ciudadanos la claridad y la seguridad que requiere una cuestión de tanta importancia”, ha explicado Rajoy, que ha insistido en que “la respuesta” que de el presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, “marcará el futuro de los acontecimientos en los próximos días”. “En su mano está volver a la legalidad y restablecer la normalidad institucional” o “prolongar un periodo de inestabilidad, tensiones y quiebra de la convivencia en Cataluña”, ha añadido.

Rajoy ha reprochado a “los gobernantes de Cataluña” que hayan usado su “posición institucional” para hacer “un ataque desleal y muy peligroso” contra “la Constitución, la unidad de España, el Estatuto y la convivencia”. “El referéndum del 1 de octubre ha fracasado rotundamente. Ningún supuesto resultado de este referéndum ilegal y fraudulento puede ser esgrimido como argumento para legitimar ninguna decisión política y mucho menos la independencia de Cataluña”, ha añadido.

Así, el presidente español ha analizado en detalle todas las vulneraciones de la ley que, según él, se han cometido a lo largo de las últimas semanas para llevar a cabo la consulta del pasado 1 de octubre, que “carecía de toda garantía democrática”. “No existe un solo país en el mundo que se haya tomado mínimamente  en serio lo que vivimos el pasado 1 de octubre”, ha afirmado.

Además, Rajoy ha asegurado que “la farsa” del referéndum “no fue un ejercicio democrático”, sino “un ejercicio contra la democracia”: “La democracia no se puede ejercer al margen de las reglas (…) El voto es esencial, pero votar contra la democracia no es democracia”.

“Cuando se rompe la ley democrática, la sociedad se resiente y se allana el camino hacia la sinrazón y el caos, se rompe la convivencia y se liquida el bienestar”, ha añadido Rajoy, que también ha rechazado de plano la posibilidad de una mediación.

El jefe del Ejecutivo español también ha afirmado que “nunca Cataluña ha gozado de más libertades, autonomía y reconocimiento”, pero que “el independentismo está a punto de dar al traste con la mejor época de la historia de Cataluña”. “La independencia no será reconocida por Europa y ahora todo el mundo sabe que tendrá graves consecuencias”, ha asegurado Rajoy, subrayando que las empresas están cambiando su domicilio social a otras ciudades españolas.

Respecto a la oferta de diálogo de Puigdemont, el presidente ha recalcado que “se puede hablar de todo lo que la Constitución y las leyes permiten, incluida la propia reforma de la Carta Magna”, pero “no por la vía de la amenaza o los hechos consumados”.

La aplicación del artículo 155

Incluido en el título VIII de la carta magna (sobre la organización territorial del Estado), el artículo 155 estable que “si una Comunidad Autónoma no cumpliere las obligaciones que la Constitución u otras leyes le impongan”, o “actuare de forma que atente gravemente al interés general de España”, el Gobierno podrá “adoptar las medidas necesarias para obligar a aquella al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones” o “para la protección del mencionado interés general”.

Sin embargo, tal y como lo señala la ley fundamental del Estado español, antes de adoptar cualquier medida, el Ejecutivo nacional tendrá que pedirle al presidente de esa comunidad que reconsidere su postura y vuelva al orden constitucional. El señalamiento no fija un plazo máximo para que este dé una respuesta.

En caso de que el requerimiento no sea atendido por el presidente regional, el Gobierno español podrá presentar ante el Senado una propuesta de medidas concretas para que la referida comunidad cumpla con sus obligaciones. Estas medidas deben ser aprobadas por mayoría absoluta de la Cámara Alta, tras un proceso de debate y enmiendas.

Por ello, en caso de que el Ejecutivo español active el artículo 155, Rajoy no necesitaría la aprobación del Congreso de los Diputados, donde dependería del apoyo de otras fuerzas, sino la del Senado, donde su partido tiene mayoría absoluta. No obstante, tanto el Partido Socialista (PSOE) como Ciudadanos (C’s) respaldan esta medida.

Fuente: RT

Staff de Notiissa.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *