Agenda Política/El Servicio del ISSSTE

Por  |  0 Comentarios
Print Friendly

Nota.- En redes sociales se  publicó una  imagen del exterior de la clínica familiar del ISSSTE de días pasados, acudiendo a comprobar se observó, todavía sombra de la madrugada, hilera de derechohabientes de la noble institución formada, pegados a la alambrada, para solicitar consulta médica, enterándose del esfuerzo y sacrificio de pararse desde la 01.00  a.m, y hasta las 07.00 de la mañana que abre puertas el edificio.

Y en orden de secuencia; pasar al primer piso y ser atendidos por el personal administrativo, que advierte con voz grave: “únicamente se repartirán 80 fichas”, por lo que sólo son atendidos los primeros que llegaron en el turno matutino y los que llegaron a alcanzar hora en el vespertino, todo esto sin explicación alguna, siendo también dicho a quienes llegaron tarde que “se formen el día siguiente más temprano”…

De ese trámite viene la espera para acceder con el médico que asignará una recepcionista con actitud déspota, grosera y sin nada de conocimiento del servicio al público, ordena, además, que los derechohabientes sean “breves y directos”, por lo que no permite que uno piense, razone o simplemente tener un trato humano. Por si fuera poco, en caso de que alguno llegue a cometer la falta de “tardar demasiado” se le regresa a la mencionada fila o para al día siguiente generar una nueva ficha.

La consulta médica es atendida, en su mayoría, por personal médico enfadado y agotado de profesionalismo y humanismo, apoyado por pasantes que se culturalizan con esa misma personalidad y falta de criterio que tanto se necesita con los enfermos; ¿cómo es posible que las consultas lleguen a durar cinco minutos, que te extiendan una receta con medicamentos del cuadro básico, y todavía te sugieran visitarlos en su consultorio privado para ser atendidos con más formalidad?, curiosamente, jamás se han visto resultados dentro de dichas consultas, al contrario, en caso de que se necesite el apoyo de un especialista, en vez de agilizar el proceso, se le obliga solicita al paciente volver al zoológico de citas médicas, formarse a las 3 de la mañana para ver “si es posible una cita con especialista.”

Aparte; en caso de necesitar cirugía, las fechas agendadas suelen ser de seis a ocho meses si el paciente no tiene influencias que lo acerquen al servicio. Poquito peor con el oculista, siendo tan importante la vista y la salud ocular a tratar de forma urgente, la institución hace una reservación a un año para ver posibilidades de derogar a los pacientes a un hospital subrogado que cuente con todo el equipo necesario, porque vaya ironía, el que más pacientes tiene, o sea el ISSSTE, no cuenta con el equipo… ¿Qué raro? Que un particular con menos población a atender tenga mejores instalaciones, equipo de práctica…

Acción.- ¡Qué barbarie el observar a pacientes con múltiples padecimientos, algunos de edad avanzada, jóvenes enfermos o trabajadores que necesitan asistir a sus labores porque si no les descuentan el día! Acostumbrados todos al sufrimiento de estar en la lluvia, con los truenos, el frío o el excesivo calor que invade nuestra capital, estando de pie por horas mientras se dignan a abrir las puertas del nosocomio. Toda nuestra población preparándose con sus cobijas, aguas, comida, personas que requieren acompañamiento para esperar la “buena voluntad” del personal administrativo y médico. Pero bueno, al menos las sillas de adentro son de metal, lo cual también es tormentoso para un paciente, por no decir humillante.

Proyección.- Mientras transcurren horas, se escuchan los comentarios de los pacientes lamentándose no sólo de sus padecimientos, sino del trato INhumano del personal médico y administrativo de la institución; son recordatorios para quienes han sido directivos y no han hecho gran cosa por la misma, tal cual el ex gobernador del estado José Reyes Baeza; el ex presidente Enrique Peña Nieto, y el actual, Andrés Manuel López  Obrador.

Por eso, amable lector, ¿usted no cree que deberían privatizar la atención médica, su atención, no sus derechos?, porque por algún motivo, los médicos y administrativos en su consultorio privado atienden rápido, eficiente y mejor calidad de medicamento, hasta las cirugías les salen mejor…

¿Qué no se movió el corazón para aportar recursos para la construcción de una clínica moderna? Según que satisficiera necesidades del personal al servicio del estado, de sus paisanos, electores y conciudadanos. Insensible le llaman muchos. Desde el cargo de gobernador que ocupó desde el 2004 hasta el 2010, sexenio donde vivimos las peores crisis de inseguridad.

Delegados estatales de la institución, como Sergio Granados y Jorge Esteban Sandoval, y colaboradores personales de aquel entonces director general del ISSSTE, José Reyes Baeza, tampoco le recordaron la necesidad de fortalecer instalaciones y equipos médicos, verdaderos especialistas para cirugías y oftalmología, únicamente autorizó un cambio de mosaicos, guardapolvos, afortunadamente quitó el azul funerario con negro de muerte y ahora es un color muy a la moda: beige.

Y para recordarlo aún más, dicen los pacientes de la fila, el paisano ex gobernador todavía pretende seguir activo en la política sin acordarse de la gente que más necesita de los servicios que ellos deciden en sus juntas en FancyLandia, por llamarle suave a lo que llegan a pagar en un restaurante.

Sin embargo, él ya pasó por la dirección del ISSSTE, y no vemos cambios en la 4ta Transformación.

Es increíble que en la nueva administración nacional y estatal no se dé un servicio de calidad de citas médicas por teléfono e internet, para evitar el sufrimiento, sobre todo de pacientes asmáticos y de vías respiratorias graves la fila madrugadora.

El encargado de la delegación Ramirito Álvidrez, de prosapia distinguida priista y de limitada gestión administrativa, para atender urgentes necesidades de la institución, simplemente para gestionar la  citas referidas, evitando el esfuerzo y sacrificio de pacientes.

La necesidades de mejoras y actualización de espacios de cirugía para la clínica Lázaro Cárdenas, de la capital del estado, que desde su fundación hace más de 40 años, continua contando con dos quirófanos y mismos consultorios, sin considerar el incremento de trabajadores y jubilados del gobierno federal con derechos, que esperaran resignadamente se cumplan compromisos del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, en la unificación administrativa de instituciones de salud del país y el mejoramiento de servicios que debería de otorgar el ISSSTE.

Por lo cual se necesita que se subrogue todo padecimiento médico con los particulares, consultas, cirugías, medicina, que es donde atienden mejor, y donde graciosamente se atienden ellos: los funcionarios, amigos y familiares de ellos, en los cuales no estamos ni usted, ni yo, amable lector.

 

Camilo Chávez E.

 

 

 

Staff de Notiissa.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *