Aporta Estado 61 mdp para disminuir costo de colegiaturas en la UACH

Por  |  0 Comentarios
Print Friendly

El Gobernador Javier Corral Jurado acompañó el Tercer Informe de Actividades del rector Luis Alberto Fierro Ramírez, a quien felicitó por el liderazgo y transparencia en la administración de recursos.

“La UACH es nuestra mayor fábrica de liderazgos con enorme calidad”, declaró el mandatario estatal.

 El compromiso del Gobierno del Estado para transformar a las universidades públicas en un espacio comunitario preponderante para la búsqueda de soluciones, es que al finalizar 2019 habrá aportado un subsidio extraordinario de 61 millones de pesos en total para la Universidad Autónoma de Chihuahua (UACH), en beneficio de alrededor de 25 mil estudiantes.

 Lo anterior fue dado a conocer por el gobernador Javier Corral Jurado, al acompañar el Tercer Informe de Actividades del rector de la UACH, Luis Alberto Fierro Ramírez, en el Paraninfo Universitario.

Durante su mensaje, el gobernador reconoció la gran trayectoria de la máxima casa de estudios en la capital chihuahuense, al señalar que es nuestra mayor fábrica de liderazgos sociales, políticos, culturales, académicos, de enorme calidad.

 “Estar aquí es una oportunidad para reconocer el papel que juegan las universidades públicas en México, y particularmente de nuestra Universidad Autónoma de Chihuahua. Han creado un enorme mercado de trabajo de alta calidad, han sentado los cimientos para impulsar la innovación científica y tecnológica”, explicó.

Resaltó que Chihuahua es de los pocos estados del país con dos universidades autónomas, y con ello el reto es lograr una vigorosa e importante alianza entre ellas, para que sean un puente extraordinario que reúna a la frontera con la capital, como las instituciones del saber y de la solidaridad que han sido la UACH y la UACJ (Universidad Autónoma de Ciudad Juárez).

Al respecto, observó que desde el inicio de la actual administración estatal ha respaldado a estos grandes centros de formación, para convertirlas en un espacio comunitario preponderante para la búsqueda de soluciones, desde la soberanía estatal y con respecto a la autonomía universitaria, con lo que se ha construido una gran relación de respeto y de colaboración.

“Las instituciones que no son autónomas soberanas no colaboran, se someten, y eso no ha pasado ni con la Universidad Autónoma de Juárez, ni con la Autónoma de Chihuahua”, expresó.

Añadió que: “la universidad la entendemos como un gran proyecto social, y en eso tenemos una plena coincidencia el maestro Fierro y yo. Las universidades son agentes fundamentales de cambio, están llamadas a iluminar, a ilustrar, a orientar, pero también a conmover, a entusiasmar con el ejemplo y con la fuerza del conocimiento, del saber, del debate, del diálogo, de la palabra”.

Además –continuó- no solamente debe “estar abocada a estudiar los problemas de nuestra comunidad, de las personas, si no a discurrir sobre los grandes problemas contemporáneos y sus soluciones, de modo que desde aquí también se generen soluciones que arreglan el conflicto, que solucionan la necesidad, que curan la enfermedad, y que contribuyan al bienestar de la población y del estado”.

Coincidió con el rector en que hay una generalización indebida sobre el sistema de las universidades públicas, pues si bien hay fallas, excesos o incluso actos de corrupción, la solución no es recortar ni reducir recursos, sino aplicar sanciones a las personas responsables, obligar a la rendición de cuentas, transparencia y austeridad.

Esto, porque “sería uno de los errores fundamentales sobre todo si se tiene como propósito fundamental combatir la desigualdad social que existe en México, porque no hay un componente más importante en temas de igualación social, de desarrollo económico, que la educación, y particularmente de la educación profesional universitaria”, señaló.

Mencionó que el sistema educativo en este nivel tiene retos como el de exigir un auténtico federalismo, y enfrentar los temas actuales sobre el cambio climático, la equidad de género, superar las brechas de desigualdad, lograr el desarrollo humano y la paz social.

“Todos esos objetivos deben de estar englobados en uno mayor: la solidaridad. La universidad no debe nunca dejar de atender a los que menos tienen, a los que menos pueden, y a los que menos saben, y siempre debe procurar los caminos para que esté abierto el acceso para todo aquel que puede y debe estudiar pero a veces no tienen con qué hacerlo”, expuso.

Con base en ello –continuó-, el papel de los rectores debe ser el de trazar las directrices del proyecto educativo sin olvidar la investigación científica y tecnológica, ni la extensión universitaria para jamás perder contacto con las personas y sus problemáticas.

“Estoy seguro de que las tareas del maestro Fierro han estado encaminadas en ese sentido. Hemos escuchado datos muy precisos que hablan del liderazgo que se ha impreso en esta época. Es una gran señal que en su gestión se haya aumentado en un 74 por ciento, el número de investigadores acreditados ante el Sistema Nacional de Investigadores, incluso se prevé que para 2020, alcance un crecimiento del 100 por ciento”, expuso.

Se han otorgado 35 mil becas; 70 mil personas asistieron a eventos culturales de la UACH; 24 postgrados y, por cuarto semestre consecutivo se mantuvo la reducción en el costo de las colegiaturas.

 “Esto es algo que hemos mantenido como un compromiso del Gobierno del Estado, debido a que hemos dado de nueva cuenta un subsidio estatal extraordinario de 30 millones de pesos para el semestre que corresponde de enero a junio de 2019, y obviamente tenemos una cantidad igual para el semestre de septiembre a diciembre de 2019, para un total de 61 millones, lo cual nos permite beneficiar a cerca de 25 mil alumnos con la disminución de los costos en la inscripción”, anunció.

Dijo poder dar testimonio del enorme cuidado, la austeridad, el manejo responsable, honesto, que el rector ha hecho de los recursos de la UACH: “Eso es también el compromiso de una universidad, ser ejemplo en los valores de la rendición de cuentas, cuando la formación es integral, el ejemplo es arrasador, y de eso ha dado ejemplo y muestra estos tres años, el rector Luis Alberto Fierro Ramírez”.

Comentó que en este año de 2019 la UACH se colocó dentro de las 200 mejores universidades de América Latina, en la posición 135 determinada por la página de internet uniRank, que es un directorio líder para la búsqueda internacional de opciones para educación superior.

“Estoy seguro de que estos resultados no han sido tarea sencilla, sin embargo, también estoy convencido de la satisfacción que implica el trabajar de la mano de estudiantes, docentes, trabajadores, personal administrativo, y autoridades para mejorar los procesos de enseñanza y fortalecer el papel de la Universidad en la sociedad”, externó.

 A su vez, el rector Luis Fierro, destacó de entre los logros de este tercer informe en la administración 2016-2022, que por primera vez la UACH preside la Red Nacional de Radios Universitarias en México.

También consiguió un 98.5 en materia de rendición de cuentas, emitido por el Instituto Chihuahuense de Transparencia y Acceso a la Información Pública, que es la máxima calificación desde que fue creado el indicador.

Destacó que el eje central del nuevo modelo educativo planteado por la UACH, basado ser más inclusivo, de fácil acceso y pertinente, se adelantó a la ordenanza moderna para un compromiso mundial al respecto.

Informó que la UACH es la escuela de nivel superior en el estado con mayor cobertura territorial, a través de sus 17 campus ubicados en 11 municipios que corresponden a los cuatro puntos cardinales, lo cual equivale a la distancia entre Ciudad de México y Monterrey, Nuevo León.

Staff de Notiissa.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *