Martin Scorsese regresa con DeNiro y Al Pacino en The Irishman

Por  |  0 Comentarios
Print Friendly

Han pasado 6 años desde Silencio, su última cinta. Ahora el director americano dirige el estreno en Netflix de El Irlandés.

Tengo un calendario donde voy tachando los días para el estreno de El Irlandés, la nueva película de Martin Scorsese. El realizador neoyorquino vuelve a reunir a un triunvirato histórico en el cine: Al Pacino, Robert De Niro y Joe Pesci en una película sobre la mafia. Sus tres horas y media de metraje no me asustan, por el contrario, estoy convencida de que, después de una década en preproducción y con un elenco de este calibre, estamos ante la película del año.

El irlandés inauguró el Festival de Cine de Nueva York el 27 de septiembre, luego pasará brevemente por los cines norteamericanos y se estrenará en Netflix el próximo 27 de noviembre. La plataforma apuesta por los premios Oscar, tras ganar el año pasado con Roma, y espera con El irlandés asaltar de nuevo Hollywood, aun con la oposición de las grandes cadenas de exhibición que se niegan a mostrar sus películas en los cines.

El irlandés está basada en la novela I Heard You Paint Houses, de Charles Brandt, cuyo título hace referencia al popular eufemismo de la mafia que alude a las salpicaduras de sangre que quedan en las paredes después de un asesinato. La novela recopila, a través de entrevistas con el propio Sheeran, su participación en 25 asesinatos a sueldo, así como la posible autoría del asesinato de Hoffa. En la cinta, Robert De Niro se encarga de interpretar a Sheeran, íntimo amigo de Hoffa (Al Pacino) y el principal sospechoso de su desaparición. El guión está a cargo de Steven Zaillian que cuenta entre sus libretos: La lista de Schindler, Gangs of New York, Moneyball y la serie The Night of.

El proyecto empezó hace una década en Paramount, pero el estudio lo abandonó por cuestiones de presupuesto y la producción —calculada en casi 160 millones de dólares— fue recogida por el gigante Netflix. Una monumental producción donde se ha dado rienda suelta a Scorsese para que haga y deshaga como quiera, hasta el punto que, entre los efectos especiales se encuentra el de rejuvenecer y envejecer a los actores con nuevas tecnologías, pues la narración se extiende a lo largo de dos décadas. Gran parte del presupuesto está invertido en el rejuvenecimiento digital de algunos de los personajes, muy similar al que se ocupó en Benjamín Button (2008).

Durante las entrevistas de su último filme, Silencio, Scorsese anunciaba su interés por volver a trabajar con De Niro. “Tenemos una historia pendiente. Deseábamos hacer este filme desde hace mucho tiempo”. Su interés por mantener narraciones relevantes le han apartado un poco de su propia industria. “En el mundo actual, nada tiene relevancia o sentido alguno. No veo mucho cine moderno desde hace unos años. Paré porque no significa nada. Nos inundan con imágenes y palabras que no significan nada. ¿Dónde está la verdad hoy día? Hay que desnudar todo para encontrarla. Hay que llegar hasta el fondo y olvidarse de las capas. ¿Cómo llevar una buena vida, con compasión hacia los demás, en el mundo actual?”. Esas dudas ya asolaban a Scorsese en Mean Streets (1974), donde el personaje central fue interpretado por Harvey Keitel.

Estamos hablando de Martin Scorsese, el legendario cineasta neoyorkino que vuelve con un prometedor proyecto, cuyo primer teaser se estrenó durante la 91 edición de los premios Oscar. Dicha cinta marcó un hito desde el momento en que se confirmó el elenco: el director juntó a Robert de Niro (que dijo en entrevista que tenía “asuntos pendientes” con Scorsese) y Joe Pesci, con quienes no colaboraba desde la mítica Casino (1995), sumado a la participación de Al Pacino, que trabaja por primera vez con el director y completa la terna de los tres grandes italianos en pantalla. De Niro interpreta al asesino a sueldo Frank, El irlandés Sheeran; Pacino da vida al sindicalista Jimmy Hoffa y Joe Pesci encarna al mafioso Russell Bufalino, a quien se le atribuye la desaparición de Hoffa en 1975, aunque el caso sigue sin resolverse. Los 106 días de filmación hacen de este rodaje el más largo en la carrera de Martin Scorsese.

En entrevista con The Playlist, el cineasta comentó que ésta será diferente a sus otras cintas de gánsteres. “Pienso que Goodfellas y Casino comparten un estilo que concebí para el guión de ambas. La cinematografía, los cortes, las tomas y todo eso fue planeado con mucha anticipación. Para El irlandés fue un poco diferente; definitivamente, es una mirada al pasado, una retrospectiva sobre la vida de un hombre y las decisiones que debe tomar”.

Con El irlandés podríamos estar frente al despertar del cine estadunidense de gánsteres. “Estoy emocionado por ver la reacción del público”, dijo Jane Rosenthal en la alfombra roja de los Emmy. “Sorprenderá que, como película de Scorsese, es más lenta. No tiene el tipo de intensidad visual de Casino o Goodfellas. Los protagonistas se miran dentro de sí mismos. Hay cierta cadencia espiritual”.

Aunque la premisa puede parecer llena de acción y de ritmo rápido, Rosenthal sugirió que veremos un punto de vista algo introspectivo. “Vamos a descubrir la toxicidad de la masculinidad; ésa es una de las premisas de El irlandés. Veremos lo que sucede cuando una persona elige a la familia de la mafia sobre su propia familia nuclear y luego trata de hacer reparaciones al final de su vida”. El elenco concluye con Anna Paquin, Harvey Keitel y Jesse Plemons. “Lo más destacado de hacer El irlandés fue poder terminar la película”, dijo Rosenthal, productor del filme. “He estado trabajando en ella desde el 2007. Ha sido una suerte poder contar con los actores, el guión, los efectos especiales y, sobre todo, con Marty. El resultado es extraordinario”.

Staff de Notiissa.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *