SARA, la cooperativa que hace de la autogestión un arte

Por  |  0 Comentarios
Print Friendly

El colectivo monta su primera exposición Surtido Vol. Uno en la Galería White Cremnitz.

Desde la preparatoria, Rodrigo Alarcón se ha movido con la bandera de la independencia. Así es como trabaja y así es como levanta sus proyectos, el más reciente es la Sociedad Anónima de Reproducción Autogestiva (SARA).

Nacido a finales de 2018, el colectivo tiene como objetivo que la producción y adquisición del arte sean viables para todos y dar salida a trabajos de artistas o escritores que deseen autopublicarse. “Somos una empresa o servicio donde la gente llega para imprimir o reproducir su trabajo en base a la reproducción risográfica”, explica Rodrigo Alarcón, en entrevista.

La presentación de la primera serie de piezas lleva por nombre Surtido. Vol. Uno y se podrá apreciar los días 23 y 24 de febrero en la galería White Cremnitz (Bolivar 87, Col. Centro). Ahí, cincuenta artistas, entre los que destacan Irasema Fernández, Abraham Mascorro, Rocodrilo y Sr. González, expondrán y venderán sus obras a un precio de 50 pesos.

La risografía es una técnica de impresión digital creada en Japón en 1986 y de lo que se trata es que quien quiera pueda participar y beneficiarse de SARA. “Hay dos tipos de dinámicas: llegar con una idea y si nos gusta, nosotros podemos coeditarlo y compartimos gastos, nosotros ponemos la infraestructura y tú el material; o solo brindar el servicio para hacer la producción”.

En noviembre de 2018 Rodrigo Alarcón consiguió la duplicadora riso; fue entonces cuando se decidió a poner en marcha el proyecto al que le había dado vueltas desde hacía años. “Estas máquinas no son fáciles de conseguir y para mantenerlas se necesita cierta infraestructura. Ahora la tengo en mi casa, pero en breve la llevaremos a un taller”.

Ofertar las piezas a cincuenta pesos tiene dos razones: crear mercado y hacer accesible el arte al público masivo. “El precio parece una locura, pero queríamos ser radicales. Aun así, hay algo de ganancia. Cuando se empezó a hacer popular esta técnica los productores marcaron un precio que a mi juicio estaba elevado. Nosotros preferimos ofrecer costos más baratos porque finalmente es una reproducción, un duplicado; entendiendo ese principio no podemos sangrar el bolsillo de la gente y menos en un país como México donde los salarios son muy bajos. Esta es una oportunidad para comprar una pieza inédita y original a un precio bajo”.

La muestra deja ver propuestas variadas en lo conceptual y el estilo gráfico. Alarcón señala que dejó trabajar a los artistas y no pidió contenidos ex profeso. “Respeté la creatividad de todos. Le pusimos Surtido porque buscamos diferentes perfiles, todos tuvieron la libertad de hacer lo que querían”.

En la mira de SARA está posicionarse como una cooperativa y semillero de artistas. “Mi idea es dar a conocer más artistas, hay tantas mentes creativas que todos merecen tener el foro. Todavía el proyecto no es sustentable, pero confiamos en que en un futuro sí lo sea”, concluye Rodrigo Alarcón, quien actualmente ya trabaja para llevar la colección a Oaxaca, Cancún y Xalapa”.

Fuente: AN

Staff de Notiissa.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *